Me gusta leer, la literatura, la teoría feminista, las noticias, las opiniones en el New York Times, las convenciones internacionales, la propaganda en la cancha del fútbol (no mi fijo en el partido), los manuales de instrucciones de aparatos eléctricos, las personas, las situaciones.  No solo por la información que provee, que también es útil, sino por lo que puedo destilar de toda esa masa de estimulo, extraer alguna gota de entendimiento, vislumbrar algún pequeño motivo de porque estamos acá en esta tierra, para poder tomar un paso más. No es solo el contenido que revela eso, la forma me atrae mucho, el cómo se dice, cómo las palabras se yuxtaponen para de repente encontrarse en justamente el perfecto orden, cuando se juntan el sonido, el significado, la imagen y se desprenden de la página, de la mente de tal manera que nos lleva mucho más allá de lo que podemos saber meramente pensando.

Advertisements